El marketing de guerrillas no tiene límites, Samsung lo ha vuelto a demostrar.

Cada vez es más difícil tener ideas originales con el fin de promocionar productos o servicios. Parece que todas las ideas ya hayan salido a la luz y que pocas cosas quedan por hacer en el sector de la publicidad.

Pero Samsung, como casi siempre, nos vuelve a animar y a recordar que no todas las ideas han sido ya explotadas, volviendo a obtener esa esperanza que necesitamos como profesionales del marketing y de la publicidad.

Esta vez Samsung nos ha sorprendido a lo grande, y nunca mejor dicho. La campaña de marketing de guerrillas que están llevando a cabo en el distrito de Sokol de Moscu (Russia) es algo de otro mundo, lo nunca visto.

¿A quién se le ocurre utilizar un edificio de más de 80 metros de altura para utilizarlo como pantalla de uno de sus nuevos terminales, el Samsung Galaxy S7 Edge?

Samsung galaxy s7 edge

Efectivamente, solo a las grandes compañías como Samsung se les ocurre llevar a cabo locuras de este calibre. Aprovechar un edificio para utilizarlo como pantalla de 80 x 40 metros es de genios, y a su vez de locos.

No sabemos cuál ha sido el coste de dicha barbaridad, pero el caso es que el terminal es visible a más de 2 kilómetros de distancia, en una ciudad en la que viven millones de personas, una de las más grandes y pobladas del mundo, con unos 12 millones de habitantes.

Las cifras hablan por sí solas.