Portada rumbo a la digitaliazación de lo tradicional

Desde hace 10 o 15 años las nuevas tendencias tecnológicas y del marketing se enfocan en el mundo online. Todo lo que se lanzaba, y se lanza, al mercado está relacionado con Internet, ordenadores o cualquier otro dispositivo: redes sociales, aplicaciones, nuevos gadgets… Parece ser, pero, que todo esto ya se nos está quedando corto y, por este motivo, se está abriendo camino la digitalización del mundo offline, el de “toda la vida”, para entendernos.

¿Qué significa “nuevo” en un mundo tan tecnológico?

Aunque parezca mentira, de la evolución constante que sufre este mundo en concreto, nace una controversia un tanto peculiar: ¿Cuál es la definición perfecta de “nuevos medios comunicativos” o “nuevas plataformas online”? Haceros la pregunta a vosotros mismos, ¿qué os viene a la cabeza cuando pensáis en estos términos? ¿Facebook?, ¿Twitter?, ¿cualquier periódico online?, ¿A partir de qué año de creación se debe considerar “nuevo”? Realmente, sin darnos cuenta utilizamos un término obsoleto, o poco adecuado en la mayoría de los casos para hacer referencia a plataformas online o dispositivos tecnológicos que realmente fueron creados años atras. Y no solo eso, incluso en algunos casos ya han aparecido nuevas plataformas mucho más eficientes. Pero como el uso de todas ellas es prácticamente diario las metemos a todas en el mismo saco de “nuevos medios” o “nuevas plataformas online” sin darnos cuenta que la informática está marcando un antes y un después.

El nuevo camino: Internet of things

Así pues, el camino seguido hasta ahora está claro: de un mundo tradicional y sin tecnología pasamos a un mundo saturado de dispositivos, plataformas y aplicaciones online, y todo gracias al nacimiento de Internet. Si algo tiene de malo todo este cambio tecnológico es la infoxicación que sufrimos a día de hoy: la saturación de información y datos en la red es bestial. Pero como ya debéis saber todos los que os relacionáis de alguna manera con el mundo del marketing, la información es poder. De hecho, el conjunto de las nuevas tecnologías y toda esta información es lo que ha abierto el camino hacía un nuevo mundo: la digitalización del mundo offline.

En gran parte, este proceso es posible gracias el gran uso de dispositivos móviles. A nivel mundial, hay más dispositivos móviles que ordenadores y esto acelera la creación de datos nuevos constantemente.  Dedicamos más al tiempo móvil que a cualquier otro medio, ya se la televisión, el ordenado u otros medios. Y es que, además, es un dispositivo que siempre está con nosotros y cubre muchas funciones: lo utilizamos en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Qué es el Internet de las cosas.

Algunos ejemplos: la domótica y los wearables

Seguro que muchos habréis escuchado a hablar sobre la domótica y los wearables. Por un lado, la domótica es la integración total de la tecnología del hogar. Es decir, a través de nuestros dispositivos móviles podemos controlar y programar distintas funciones relacionadas con el hogar: subir y bajar las persianas, encender y apagar las luces, subir y bajar la calefacción …

Domótica - Generación Marketing

Gracias a la domótica a día de hoy es posible tener un control total a distancia de tu hogar.

Otro claro ejemplo son los wearables. Hay muchos ejemplos, pero seguro que si os digo Fitbit os suena más: son esas pulseras que registran todo tipo de información relacionada con tu actividad física pero también con tu sueño, tu comida, tus bebidas…

Fitbit - Generación Marketing

Y el marketing, ¿cómo se beneficia de esto?

Lo interesante de todo este nuevo mundo es, por un lado, las facilidades y ventajas que se nos ofrecen a los consumidores, pero, ¿podemos los profesionales del marketing sacarle provecho alguno? La respuesta es sí. Ya hay algunas empresas que han nacido para investigar sobre este tema y ofrecer al creciente mercado gadgets modernos que ayudan a almacenar toda esta información geolocalizada para traducirla en ingresos.

Y llegados a este punto, se me hace imposible no hablar de los beacons. Este término hace referencia a un pequeño dispositivo que funciona vía bluetooth y que es capaz de definir una localización y, detectar y localizar otros dispositivos, como por ejemplo un Smartphone.

Beacons - Generación Marketing

Este pequeño gadget abre un mundo nuevo a comerciantes y consumidores puesto que si el dispositivo móvil dispone de un rastreador de baecons cada vez que la persona en cuestión entre en una tienda que use estos dispositivos, podrá recibir automáticamente distintas señales transformadas en: descuentos y cupones disponibles en los productos, el nuevo catálogo u otras ofertas.

En definitiva, un paso con el objetivo de unir, por primera vez a nivel mundial, la publicidad digital y el tráfico físico en la tienda.

Como vemos, las tendencias vuelven a focalizarse sobre el mundo offline, pero sin querer desvincularse de ningún modo del mundo digital.

Lógicamente, todo esto también tiene su lado negativo, ¿sigue existiendo la privacidad individual?