Dunkin’ Donuts lo tiene claro, el storytelling ante todo. Y este es el resultado, un campaña en redes sociales de lo mas entretenida y curiosa.

Dunkin' Coffee

La semana pasada quedamos muy sorprendidos por el buen trabajo que había hecho el departamento de marketing de la gran empresa Dunkin’ Coffee gracias al lanzamiento de su nueva campaña en Redes Sociales en España, donde el protagonista es Hari Takuma, un oshiya japonés.

¿Qué es lo que la hace realmente una buena campaña?

En primer lugar, es importante conocer qué es un “oshiya”. Para todos aquellos que no conozcan este oficio deben saber que, en grandes ciudades japonesas como Tokio, debido a su gran población por metro cuadrado (unos 13 millones de habitantes), se requieren de personas que ayuden a la gente a entrar en los vagones del metro. Así es, vive tanta gente en estas ciudades que se ha generado una demanda de puestos  de trabajo que en Europa nunca hemos conocido. Y que incluso nos pueden parecer crueles, ya que como se muestra en el siguiente video tratan a las personas como mercancías. Pero así es la cultura japonesa, y hay que respetarlas.

Una vez entendido a qué se dedica un Oshiya en Japon es más fácil entender la campaña de Dunkin’ Coffee. Un oshiya tiene como tarea juntar a las personas en el tren para que todo encaje, que entre el máximo posible de gente en los vagones y que no se retrase el viaje. Hay que tener en cuenta que en Japón es sagrado que el tren llegue a la hora prevista, por lo contrario, los pasajeros se sentirán muy ofendidos y enfadados con la compañía de transporte, teniendo este la obligación de devolver el dinero del billete.

¿Pero qué relación existe entre un Oshiya y Dunkin’ Coffee?

La verdad es que ninguna… Pero Dunkin’ Coffee ha sabido conectar con los usuarios de las redes combinando el trabajo de Hari Takuma con un buen toque de humor, todo ello envuelto en un storytelling de los más emocionante.

Al público le encantan las historias con humor, y más aún si se encuentran en un contexto desconocido por la mayor parte de nosotros, siendo en este caso la vida de un hombre japonés, cultura de la cual no disponemos de mucha información, lo cual nos despierta una gran curiosidad.

Todo ello simplemente para promocionar sus bebidas, ofreciendo a los usuarios que pueden comer su Dunkin’ Coffee con un refresco. Pero en este caso lo importante no es lo que promocionan, sino cómo lo hacen. El qué es tan solo una excusa para poder hacer un buen branding.

¿Verdad que es genial?