Generación Marketing

En los últimos años la humanidad ha sufrido un cambio radical en cuanto a sus hábitos y los estilos de vida. Todo ello debido a los avances tecnológicos que hemos podido presenciar durante la última década, sin ni siquiera ser conscientes de su rápida evolución.

Cuesta reconocer que la moda de los Fotologs, Metroflogs y del famoso Messenger de Windows fueron una gran moda que revolucionó la comunicación entre los individuos y permitió la creación de comunidades basadas en conexiones digitales.

Dicho tipo de plataformas de comunicación fueron las que originaron las redes sociales que hoy en día conocemos. Unas plataformas que abarcan millones de usuarios continuamente conectados entre sí de forma digital.

Comunidades Digitales

El ser humano es un ser social, el cual se encuentra muy a gusto cuando siente que forma parte de un grupo de personas con los mismos gustos y/o estilos de vida. Desde el origen de la humanidad, siempre hemos vivido de forma colectiva con el fin de sobrevivir a las adversidades naturales.

El sentirse mejor en grupo es debido a esa sensación de seguridad que nos ofrece estar rodeado de demás individuos. Las comunidades nos permiten sentirnos menos indefenso y vulnerables ante la vida, ya que se cuenta con el apoyo de los demás miembros del grupo en caso de peligro.

Formar parte de una comunidad no solo hace sentir a sus miembros que se encuentran en mayor seguridad. Sino que, en consecuencia, de esta sensación, los individuos también se sienten capaces de hacer cosas que de forma individual no harían. Nadie irá a manifestarse ante un acontecimiento si siente que se encuentra solo. El motivo de este hecho es la confianza que genera estar rodeado de personas con el mismo pensamiento.

Comunidades Digitales

Por otra parte, una de las características del ser humano es que tiene más en cuenta la opinión de un grupo de personas que de un solo individuo. Lo cual se entiende como poder de convicción, que es mayor cuando se ejerce en grupo.

Dicho esto, se entiende mejor por qué la sociedad está avanzando hacia un mundo social y conectado. No es que las grandes empresas del mundo nos estén inculcando el hábito de estar conectados para poder vender sus productos o servicios, sino que están cubriendo una de las necesidades más básicas del ser humano, que es sentirse miembro de una comunidad.

Antiguamente los límites se encontraban en una sola variable, la geografía. Antes de la aparición del Internet que hoy en día conocemos los individuos solo podían tener conexiones con aquellos con los que habían tenido algún tipo de contacto físico (entendiendo contacto físico como el hecho de encontrarse físicamente en el mismo lugar). Algunos podrían decir que las comunidades aparecieron con la invención del teléfono. Pero no fue así, ya que nadie llamaba a personas que no conocía para saber acerca de ellos y conocer sus gustos y estilos de vida, igual que se hace hoy en día a través del muro de publicaciones de Facebook.

Internet ha permitido conectar a la mayor parte de los habitantes del planeta tierra. Una conexión que no solo se basa en el intercambio de información, sino que se trata de una conexión instantánea y continua con un flujo de datos enorme.

ICT Facts and Figures

Fuente de los datos:
Informe “Facts And Figures, The World in 2015” de ICT (International Telecommunication Union)

Todo ha llevado también a una mejora de la salud de la población mundial, ya que ahora las personas son más sanas, psicológicamente hablando. Tener gustos especiales ya no significa ningún problema ni sentirse solo en el mundo. Encontrar un grupo de personas con los mismos hábitos y estilos de vida es posible gracias a las Redes Sociales y a sus comunidades.

Es por todos estos motivos que una de las claves y herramientas más importantes para llevar a cabo una buena campaña de marketing es la creación de una comunidad. Sin ella todo el dinero y esfuerzo invertidos no habrán servido para nada.

El ser humano necesita sentirse miembro de un grupo, aprovéchalo.

Autor: Adrien Rodrigues